BIO

Una mañana de abril de 1984, un joven caraqueño de apenas 12 años recibe los máximos honores por ser el alumno más destacado de su clase, el mejor entre los deportistas y un gran compañero… Luis, por el contrario, recibía una cajita de juegos de magia como regalo de cumpleaños. ¡Y menos mal!, porque ese simple gesto fue el punto de partida de una carrera llena de éxitos, que lo han llevado a ser considerado uno de los ilusionistas latinoamericanos más reconocidos a nivel mundial.

contactame

CONTÁCTAME